Ricardo Toribio

Ricardo Toribio. Realismo mágico y maravilloso.

por  el 18/04/12 at 10:46 am

Este artículo consta de 2 entrevistas hechas al Maestro Toribio. Una hecha por unos niños de París, y otra por Fernando Casanova y Llaca.

 

Un camino hacia el sol.

 

ARTELIBRE: RICARDO TORIBIO visto por los niños.

 

Elisa Reyes, profesora dominicana en el Licee Saint Joseph, de Paris, tiene un grupo de alumnos que han hecho un trabajo creativo sobre la pintura del Maestro Toribio. Además,  los estudiantes le han hecho una entrevista, de la que reproducimos una parte. El grupo de niños estuvo conformado por Abdel, Justine, Mathilde, Florián, Alexandre, y Sanjay,

Abdel: ¿Por qué se llama usted Maestro?

RT: Porque disfruto al enseñar, y es mi mayor objetivo
compartir lo encontrado con quien se encuentre conmigo

Mathilde: ¿Cuáles son sus inspiraciones?

RT: El hombre y su habitad, la relación entre uno y otros, el tiempo y la integración. Ando en búsqueda de una secreta luz que habita los cuerpos y expone de ellos su estructura esencial, la que sin imaginación nadie podría descubrir

Justine: ¿Por qué pinta usted islas?

RT: Es una imagen de donde habito y una metáfora del mundo que habitamos en el universo.

Sajoma. Casas con árboles en el techo

Abdel: ¿Es la pintura su única ocupación?

RT: Es la más importante porque también de ella dependo. La comparto con la creación musical, la escritura, y trabajos culturales para actividades en que ayudo a la escuela

Mathilde: ¿Qué representa la pintura para usted?

RT: La herramienta mas adecuada para expresar los sueños. La conquista de algunos medios para despertar asombro. Es el color en su lenguaje y una mano que celebra la osadía
del ojo que se eleva al mirar..

Abdel: ¿Qué o quién le inspiró ese cuadro?
(Serenata en luna llena)

Serenata

 

RT: En verano, mi esposa con el calor de las noches, saca un colchoncito y lo tiende sobre la calzada, ahí se acuesta y al momento se duerme con el gran concierto de voces nocturnas de todas las criaturas que el silencio de la noche nos permite oír en la vecindad.
Con un cielo estrellado de fondo y una luna llena, saqué mi guitarra y ensayé una serenata a mi esposa mientras dormía; en un momento me imaginé mirándome desde afuera, y esto fue lo que vi. Mi esposa me dijo al despertar que cuando ella se duerme con música
siente que va en un barco como si todo estuviera flotando. Esta experiencia fue lo que me inspiró, esa pintura que se llama Serenata en luna llena.

Justine: ¿Qué representa la luna llena para usted y su cultura?

RT: La fecundidad, mi lado femenino, el mar, la siembra, y la creación

Abdel: ¿Qué significa o representa el paisaje en el último término del cuadro?

RT: Un equilibrio en el ojo, un referente nuevo de la realidad. Desde la imaginación el Uno se integra al Todo, y no despierta al mirar

Mathilde: ¿Cuándo ha comenzado la pintura?

RT: A los 17 años empecé a pintar, y aún no paro,

Justine: ¿Por qué pinta las islas de forma redonda?

RT: Porque también es el mundo, y la redondez es la forma de todo lo que gira sin rozar; instinto de permanencia, hay un país en el mundo

Alexandre: ¿Por qué siempre representa islas en su pintura?

RT: Porque es mi posición inmediata. Una relación en la que insisto, porque no siempre está presente en uno, la vastedad lo pierde y la isla es el mundo. Ahí están todos los países, y un timón entre tus manos

Florián: ¿Por qué tiene el apodo “Maestro”?

Ricardo Toribio

RT: Así quien demuestra interés en enseñar lo que sabe a los demás y comparte con su prójimo el descubrimiento de un plan para una sociedad mejor. El apodo de Maestro va de lo mejor; luego por mi entrega y mi vocación

Sanjay: ¿Por qué siempre utiliza colores vivos?

RT: Quizás por mi juventud, y porque mi estado de ánimo casi siempre es de alegría, el tema tiene que ver, que esperanza alumbraría

Alexandre: ¿Por qué decidió pintar “Casa en medio de dos ríos?

RT: Una forma más de las tantas en que por medio de la metáfora
reitero mi insularidad

Florian: ¿Por qué representa muchas casas en su pintura?

RT: Porque todavía no tengo una propia; y porque me parece un elemento fundamental.

Sanjay: ¿Desde hace cuánto tiempo pinta?

RT: Desde que despertó mi imaginación.

 

“A todos los niños del mundo, que como yo han nacido en una isla

Y han descubierto un día que era una pequeña embarcación,que flotaba

Sobre el agua agarrada de los árboles y las estrellas y que había que remar

En su orilla, para que ese pequeño barquito, pudiera encumbrar sus velas

Hacia el cielo de la nueva era, y trepar el sueño de la dicha que el futuro nos guarda

Y que juntos, navegaremos hacia el.”

 

A: vladimir

     Katherine

    Ricardo Ariel

    Elías

    Y Jim

Eslabones  de una escalerita

Para escalar la montaña y subir

Al hombro del gigante, desde

Donde saludamos el nuevo amanecer.

RICARDO TORIBIO

Paisaje del Sur

 

RICARDO TORIBIO PARA LA REVISTA MIRADA AL ARTE.

Por Fernando Casanova y Llaca

 

Contrabajo

 

Toda pared suspira por un Toribio. Es la última frase que le oímos decir al dejar su casa, en las montañas de San José de las Matas. Después de una larga conversación, se comprende mejor este mundo particular de colores, carnaval, casas y árboles que pinta Ricardo Toribio. Él, nos ha avisado, sólo pinta sus vivencias.

 

FC. No sólo pintas o escribes poesía. También te gusta la música.

RT: El arte es un conjunto de herramientas diferentes en contra de un buen amigo, son diferentes formas de lenguaje para decir lo mismo.

FC. ¿Qué te consideras antes que nada? ¿Pintor, músico o poeta?

RT: Realmente, yo me siento artista como un todo. Como un profesional que cuida con todo lujo de detalles cada una de las operaciones de su oficio, el artista se subleva en cada una de sus operaciones o elementos, lo que hace es que los sustituye. Yo trato de que a cada cosa que haga en la música, por ejemplo, dedicarle todas las herramientas que hasta ese momento tengo disponibles para mostrar un buen final. Y, sobre todo, una buena parte de mí.

FC. ¿Te dedicas cien por cien a la pintura?

RT: Yo me dedico ciento por ciento al arte en general. Durante las veinticuatro horas del día, yo sólo escribo, pinto, leo, ensayo, que son un conjunto para una gran obra, o son parte de una gran obra. Siempre que uno pinta, cuando crea, trata de llenar un sinnúmero de requisitos que son puntuales y otros que trascienden. Todas forman parte de ese grupo y por eso es que las obras son como son.

FC. Evidentemente tratas de decir algo y los instrumentos son la pintura, la música, la poesía, pero, ¿con cuál crees que puedes transmitir más cosas? ¿hay algún preferido?

RT: Creo que con todos porque todos se complementan. Realmente la reunión de todos esos elementos, es lo que hace de mí lo que realmente soy.

FC. ¿Cuándo sentiste que eras pintor, que podías pintar?

RT: Hay momentos que uno sabe que ya no hay vuelta atrás y que uno no puede coger otra profesión. Yo, desde muy niño, sospechaba que iba a ser pintor, porque mi mamá era la que pintaba, yo vi a mamá que dibujaba un caballo sin siquiera despegar el lápiz, de un trazo.

FC. ¿Ella era la que tejía sillas o era tu papá?

RT: Ella era la que tejía y también la que cantaba, es mi mamá la que se aprende una canción en sueños y la canta al otro día, o sea que yo sigo siendo ella. Cuando los padres de uno mueren, uno viene siendo como el mayor, como el depositario de todo lo que ellos han sido, y de ahí en adelante, con todo eso reunido uno replantea lo mismo y de esa misma manera, esos hechos mismos les plantean un camino a nuestros propios hijos, es una transmisión de herencia en herencia.

Ricardo Toribio

FC. Y los temas, ¿cómo los eliges? ¿Los trabajas, piensas mucho o te asaltan de repente?

RT: ¿Los temas? Realmente uno pertenece a ellos. Más que uno elegirlos, uno coincide con ellos, porque dentro del ámbito del acontecer hay cosas que te pertenecen y otras que no te pertenecen, y otras con las cuales uno se involucra más y otras que no. Es vital, parte de mi vida. Siendo niño me perdí en una comparsa que pasó por mi casa. Me metí entre un grupo de gente y cuando vine a darme cuenta estaba perdido. Así mismo es como uno crea una sensibilidad a la que uno pertenece, está en la sangre y te asombras y entonces entiendes un sinnúmero de cosas que provienen de ella y que realmente no son de tu inmediatez.

FC: ¿Y la composición? Utilizas muchos elementos.

RT: La primera composición de una pintura, está determinada por la distribución de los elementos que la conforman, la segunda por el color y su equilibrio, la tercera, por la luz y su rebote sobre los cuerpos. Lo demás es certeza e intuición de un alma sensible, quien por su entrega y su gracia coincide con ese milagro que se llama creación….

FC. Tratando de rastrear tus comienzos, ¿cuándo fue tu primera exposición?

RT: Mi primera exposición individual fue en 1991, en Santiago. Fue una exposición sobre el carnaval, eran grupos con máscaras.

FC. ¿Crees que la gente te asocia más con ese tema que con las casas con árboles o con tus motivos naives? Por ejemplo ese cuadro que tenemos delante es un grupo de lechones en carnaval y es un tema recurrente en tu obra.

RT: Bueno gané una Bienal con un conjunto que es una obra de un Gagá, que es algo, también está ligado al carnaval. Ahora, en la última Bienal gané una mención con una obra que se llama “Yo no quiero salvar el mundo, sólo un pedacito” ahí es un paisaje lo que pinto, es una serenata. Y realmente es un texto que tú ves. Honestamente, es un intento, es la intención lo que hace el milagro. Digo que es un intento porque de todo esto uno no sabe nada, pero cuando uno está dispuesto, de verdad, a arrear las vacas en el terreno, hace el intento y como consecuencia de la buena intención, a veces acontece el milagro y sale la obra de arte. Pero siempre de la buena intención. Es como decir, Dios no le entrega nada a nadie que no haya tocado el tesoro con el corazón en la mano. El arte es como un acuerdo ante todos, somos una prolongación de nosotros mismos, y de nuestras intenciones; si estamos bien y le ponemos la mano con el corazón, los otros se curan porque es una consecuencia de nuestra buena intención, así es como yo veo el arte también. Cada hecho que acontece, vuelve a acontecer, volverá a acontecer y ha acontecido, pero sobre todo ese hecho uno crea un registro, un guión, o sea que es cíclico todo, es como ir reformulando el mismo mito, refundando, reformulando esa manifestación cíclica.

FC: ¿Crees que uno va empeorando o va mejorando como ser humano?

RT: Creo que uno va mejorando. Yo tengo fe, por eso yo soy artista y hago cosas porque uno ha podido mantener la esperanza –sí puedes hacer cosas mejores– cada uno puede hacer cosas mejores en la medida que cada uno asume la responsabilidad que le corresponde. No necesariamente la que él quiere o la que desee, si no la que le corresponde. La sociedad entera se va transformando. Uno cuando pinta, cuando escribe, trata de crear esas posibilidades, de que la gente pueda intuir qué es lo que le toca y que se sienta libre de la mejor manera.

FC. Entonces cuando vas a “arrear las vacas”, como dices, ¿te paras frente al lienzo en blanco, o te va naciendo la idea y vas y buscas el lienzo y te pones a trabajar a ver qué sale?

RT: Primero se siente algo. Algo se siente o algo te conmueve, como unas mariposas en el estómago, sea cualquier hecho… luego después de eso, se piensa, y entonces se encuentran diferentes formas de ser expresado, ya sea con una canción, o ya sea con una poesía, o ya sea con una pintura. Cada uno de esos hechos tiene una personalidad, unas son espaciales y otras son temporales, pero la finalidad es uno fijar el hecho. Y hacer que ese hecho cada vez más convoque a otros elementos para convertirse en un ente que pueda ser simple, cotidiano y trascendente.

FC. ¿Y los materiales que utilizas? ¿Te llevan por un camino específico o sencillamente coges lo que tengas a mano?

RT: Nosotros estamos llamados a mejorar lo que está hecho, como ejemplo de lo que podría ser, si todos cooperan. Tanto en la repartición de los oficios como en el diseño de lo producido.

 

Olas

FC. Lo que yo veo es que te arriesgas y, por ejemplo, haces una especie de collage de materiales, utilizas elementos en una pintura que no son los usuales, ¿crees que los materiales no son suficientes para poder expresarte?

RT: Lo usual es que estoy contando un cuento que es mi propia vida, y de mi propia vida he tomado los propios elementos de lo que ella está constituida. Con esos elementos he creado la poesía. Y esos mismos elementos me asombran de una manera, que muchas veces, cogen otros valores imprevistos. Es la vida en pleno movimiento con elementos que hay que interpretar y luego transmitir en arte.

FC. ¿O sea que tu obra es una especie de “tratado artístico” hecho con retazos de tu vida, pedazos pegados a una manta que se convierte en obra de arte que inspira a otros?

RT: Yo soy pintor porque creo que estoy inspirando a un grupo de gente a que pinte el mapa de otro color. Yo tengo un sueño, ¿cuál es el papel mío?, declarar que estoy soñando. Éste que haga esto, éste que haga aquello. Lo grande de hoy en día, en el arte, no es lo que se descubre sino la cantidad de humanos que compromete.

FC. Volviendo un poco a tu producción en pintura ¿de dónde salen las casas con árboles que pintas? ¿Qué significan?

RT: Las primeras casas del ser humano eran cuevas, después que éstas se acabaron, el hombre construyó la “cueva afuera” que es la casa. Pero siempre la vida dependía de lo que había afuera, tenían que salir a comer ahí afuera, es como aceptar la relación de dependencia de la cueva, que somos nosotros, con lo que está ahí afuera.

FC. ¿Entonces esas casas son las mismas cuevas interiores nuestras con diferentes fachadas, con diferente locación?

RT: Veo el arte como un llamado a esta integralidad. Veía esos árboles y las casas; como que la casa era la raíz de ese árbol y ambos eran lo mismo. Veo que tal árbol es una casa y la familia es la raíz y todos son lo mismo.

FC. Yo veo que utilizas mucho el tiempo-niño, el tiempo de infancia. ¿Los recuerdos infantiles están muy presentes en ti?

RT: Soy padre de cinco niños, y cambio pañales a diario. Uno quiere hacerse niño hoy. Los míos son también músicos, y yo escribo para niños. A esa edad es más fácil de convocar, son más abiertos, hay menos prejuicios, hay más inocencia. Y por eso trabajo tan bien con los niños. Creo que toda mi obra es muy fácil de leer. Tengo esa intención de que se entienda fácil. Si yo quiero que eso se entienda, lo hago que sea fácil de entender para los niños.

Ricardo Toribio

FC. ¿Qué estilo te identifica? Veo que hay diversidad, ¿cómo te catalogas, cómo crees que deberían catalogarte?

RT: Yo soy un sobreviviente, no sé cómo se llama eso, ni a qué estilo pertenece. Pero soy un sobreviviente que cree en el ser humano. Que me levanto y que con estas cosas simples que me rodean soy pobre y feliz. Hay un sinnúmero de gente que ha llegado a pensar que esto tiene valor y periódicamente nos compran una pieza y de esas cosas nosotros vivimos, y con cada latido de nuestra vida vamos creyendo diariamente en eso. Todavía no sé cómo eso se llama, pero de la historia que te cuento, que es mi vida, podrás sacar unas conclusiones y como has estudiado tantos estilos quizás en esa comparación sabrás qué cosas atribuirme. Dice Danilo de los Santos, que pertenezco al realismo maravilloso, o realismo mágico latinoamericano y yo creo en eso, en la medida que mi pintura es real y es también de sueños y está asistida por un sinnúmero de personajes que no son solamente los provisionales, sino son aquellos que se han quedado a atrás y vienen y nos asisten. Es más de lo que se ve y también de lo que convocamos.

FC. Hay historias, sueños, imágenes diversas, todo muy dentro de una aparente fantasía, pero metido en la realidad. Una fantasía aparente que es como la sombra que nos rodea. Toda esa producción de ideas e imágenes de tu obra es más que tu vida, ¿no?

RT: Sí, yo invoco el mundo entero desde aquí.

FC. ¿Te consideras universal, un pintor del mundo?
RT. Soy el mejor pintor de la calle Independencia, en San José de las Matas, ¡la gente no puede tener una jurisdicción tan grande!. Si todo el mundo tuviera una jurisdicción más pequeña, todo el mundo pudiera comer.

FC. Respecto a la técnica, ¿has estudiado metódicamente, a través de escuelas formales o te has formado como autodidacta?

RT: Te puedo decir que soy un autodidacta aventajado, pero también he tenido maestros y academia.

FC. ¿Cuáles han sido tus maestros?
RT. Como yo no fui a la escuela te voy a recordar las personas que han influido en mí. Creo que el maestro no es solamente el que te enseña a pintar, sino el que te ha fortalecido a crear valores dentro de tu carácter, y en ese sentido hay uno al que yo le agradezco mucho, que fue mi profesor, Narciso González. También hay otro que se llama Víctor Cabrera que es fotógrafo, del que aprendí muchas cosas.

FC. ¿Narciso González, Narcisazo?

RT. No, es Narciso González el de aquí, SAJOMA, un profesor. Esa persona deposita mucha fe en mí, al igual que mi mamá que es con quien se inicia todo esto. Le cuento esto porque somos padres de familia y, sea verdad o mentira, la confianza que tú depositas en un niño a determinada edad, si él cree en ti, él termina creyendo en eso y se constituye en eso, uno termina siendo la expectativa que se han creando de uno. Si ese muchacho es “malo”, malo terminamos siendo. Te cuento esto porque mi mamá, me dijo, cuando era pequeño, que cuando nací, la amiga de ella que se llamaba Ligia, dijo “ese niño va a desarrollar una virtud muy grande, tan grande que van a venir gente de afuera a ver lo que ese niño haga” y mi mamá decía: “cuidado si ese muchacho va a ser Presidente”. Seguro que es lo que ella quería. Se lo digo porque encuentro un gran valor a la expectativa que tú creas y depositas en alguien. Mamá me decía eso, tanto es así que mi hermana me dijo: “mamá nada más esperaba cosas de ti”. Le cuento esto porque uno debe aprender a ver en el tiempo más que en el hecho, es decir, cómo en el tiempo las cosas resultan. Siempre hay de dónde coger y entonces eso uno lo transfiere. Así fue con mis maestros, que fue mi mamá, Don Narciso, Cuqui Cabrera, Víctor Tavares, pintor poderoso, Vitico Cabrera, que ha sido de los amigos cercanos, Danilo de los Santos. También a Elga, que fue mi maestra. Ella era de Viena, austriaca, y tuvo galería y trabajó con artistas dominicanos en Viena. Vino aquí en 1991, y tuve la suerte de conocerla, era fotógrafa y curadora, trabajó con muchos artistas, pero ella creía y apostó en mí como un maestro apuesta por uno de sus alumnos preferidos. Ella me decía “usted no va a ser bueno, va ser el mejor” y cuando venía a revisar el trabajo había una discusión teórica, donde ella siempre tenía la razón. Por eso a esa persona que no sé en que parte del mundo está, desde aquí como un alumno agradecido, le mando mi gratitud.

FC. ¿Qué opinas de Yoryi Morel? Era muy santiaguero y de hecho también cultivaba mucho lo popular, el carnaval, la música, el acordeón…

RT: ¡Es que el arte es un llamamiento a que la gente viva la vida! Deja que la gente se divierta, el arte es un llamamiento a la vida y Yoryi tiene eso. Yoryi vivió la vida y la gozó.

FC. Tú dices que el arte es un llamamiento a vivir la vida, ¿la de antes o la de hoy?

RT: La verdad es que la vida, Casanova, es un rato encima de la superficie, la vida es una suma de latidos indefinidos de corazón. Sabemos cuándo se inició porque recordamos nuestro nacimiento, uno nunca sabe si ésta es la última conversación y esa es la forma exacta de ver, por eso soy alegre porque el tiempo no puede ser para otra cosa.

Ricardo Toribio

FC ¿Tú crees que el artista nace, o se hace?

RT: Parece que “eso” viene de fábrica o se construye por la insistencia, pero se dice que hay que tener “eso”. Alguien decía que no se le podía llamar a Shakespeare, maestro, porque lo que el sabía no se estudiaba en escuela. Lo que uno sabe como resultado, no es más que una respuesta, que uno cree idónea en determinada cuestión. Si hace una obra genial no se le puede decir al pintor “maestro” porque las obras geniales no se enseñan. Ellas sólo son productos de las circunstancias y de un “médium” también circunstancial.

FC. ¿Tú pintas cuando te inspiras o la inspiración te nace cuando te pones a pintar?

RT: La verdad es que un artista siempre está inspirado.

FC. Dices que el artista siempre está inspirado, ¿O sea que el trabajo cotidiano es inspirador?

RT: No. El trabajo cotidiano no, sino la visión que nosotros tenemos, por la cual hacemos las cosas que hacemos donde quiera. Si no entendemos y valoramos lo cotidiano al tiempo lo que nos toca es la ignorancia.

FC. ¿No estar abierto a la vida?

RT: Quizás eso. No entender a tiempo lo que a uno le toca. No darte cuenta que de todo esto va a sobrar y lo que te toca, hacerlo bien y disfrutarlo. Llegar a la conclusión de que el único tiempo real que hay, que existe, es el tiempo de la diversión.

FC. ¿Cómo crees que te recibe el público?

RT: Me recibe bien, porque yo soy parte de él, me valora, me respeta y la gente me quiere, aunque dudo que el gobierno y sus autoridades sepan que yo estoy aquí, en la isla o en SAJOMA, porque nadie se ha acercado por aquí. Mientras tanto, nosotros creemos que el artista no necesita de ellos, son ellos quienes necesitan de nosotros.

FC ¿Qué planes tienes para el futuro inmediato?

RT: Bueno, yo estoy escribiendo un libro sobre vivencias personales: Arte. Está bien avanzado, también escribo uno de canciones. Canciones folclóricas que escribo sacadas de las comunidades de donde vengo.
Esta canción, (la canta…) yo la escribí para dar las gracias. El verdadero arte es el agradecimiento. La verdadera fuerza que convoca el agradecimiento es a lo que el arte pretende llegar.

La Luna

 

100 1share5

3 Responses to “Ricardo Toribio. Realismo mágico y maravilloso.”

  1. Juan Secundino

    abr 23rd, 2012

    Precioso, no hay otro calificativo.

  2. Rodriguito.

    may 1st, 2012

    ¡¡ Que bonito todo ¡¡

  3. Lourdes Yamilé

    may 31st, 2012

    Maestro, que grande es usted. Que buen reportaje.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s